Salud Pública

Frontera con Venezuela y Ecuador sigue siendo riesgosa para contagios de Covid-19 en Colombia

Por 13 abril 2020 abril 14th, 2020 Sin comentarios
Foto: El Universal de Cartagena.

Colombia comparte fronteras con dos de los países de la región más vulnerables a ser devastados por el nuevo Coronavirus.

Venezuela, carece de credibilidad ante la opinión epidemiológica mundial, registra 181 casos y nueve muertes. Las medidas de aislamiento social comenzaron a aplicarse a mediados de marzo y se extenderán, por ahora, hasta finales de abril.

Esta delicada situación de salud pública por la que atraviesa el mundo llega a ser la estocada para un país desabastecido de alimentos, combustible y fuerza laboral formal. Hasta antes de la pandemia, Colombia era el primer sitio disponible para que venezolanos huyeran de la crisis. Miles llegaron al país cafetero en condiciones infrahumanas. Muchos continúan en el limbo.

Son 2.200 kilómetros de fronteras llenas de pasos ilegales, a través de los cuales transitan a diario cientos de personas- de un lado al otro- pero sobre todo en dirección al sur, huyendo de la crisis humanitaria que hay en Venezuela, y que se intensificó desde hace unos cinco años.

Ecuador, por su parte, registra 7.466 casos y 333 muertes. Ha sido uno de los países de la región suramericana más críticos en el manejo preventivo y combativo del virus. Guayaquil, su ciudad más importante, ha sido testigo de muertes en las calles. Las autoridades han aceptado sus errores.

La frontera con Ecuador, además de ser otra puerta de salida para los migrantes venezolanos que continúan su rumbo fuera de Colombia, también es la entrada de cientos de migrantes africanos, haitianos, asiáticos y cubanos.

La situación es la siguiente

Según datos de Migración Colombia, la Organización Internacional para las Migraciones, OIM, y la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados, Acnur, unos 600 venezolanos regresaron a principios de abril a su país, en virtud de la recesión económica que el Covid-19 ha ocasionado en Colombia y Ecuador. La mayoría se dedicaba a ventas ambulantes o trabajos informales, que dependen de las dinámicas normales de la sociedad. Muchos de ellos llegaron a Colombia, procedentes de Ecuador y rumbo a Venezuela.

El paso por San Antonio es uno de los más transitados
en la frontera entre Colombia y Venezuela. Foto: vpitv.com

Por otro lado, y a pesar del cierre de frontera, el Ejército colombiano desplegó tropas en la zona del Norte de Santander y puso en marcha un plan de seguridad para reducir el ingreso informal de las decenas de venezolanos que todavía intentan llegar al país.

En La Parada, Norte de Santander, las autoridades han hecho cumplir la orden de aislamiento y la presencia del Ejército y la Policía ha sido constante desde el inicio de la cuarentena.

Por otra parte, el gobernador de La Guajira, Nemesio Roys, aseguró que están tratando de tener más control en esta “complicada frontera”. Para lograrlo, le pidió al Gobierno nacional aumentar el pie de fuerza militar a ocho pelotones y activar un nuevo procedimiento que permita más intervención del Esmad. Con estos refuerzos busca restringir el paso por las trochas.

En el caso de Ecuador, después del cierre fronterizo por el Covid-19, la migración se trasladó hacia los pasos ilegales, así lo informó la Secretaría de Gobierno de Nariño.

Al respecto, Revista Semana publicó que muy cerca del corregimiento Yarumal, zona rural de Ipiales, los migrantes pasan descaradamente, a pesar de los controles de la Policía y del Ejército. Allí, no hay monitoreos de salud para prevenir la entrada de personas contagiadas.

Históricamente, entre los pasos en lo que conjugan Venezuela y Colombia las mismas poblaciones son las dueñas de sus leyes y la economía informal lidera. La mala situación de alguno de los dos países juega un papel fundamental en la creación de “negocios” que se lucran y crecen en la misma proporción con la que alguna de las dos economías se hunde. Con Ecuador pasa lo mismo en una menor proporción.

En todo caso, y sobre los controles totales que los países puedan ejercer en sus límites terrestres, puede que sea la misma enfermedad la que los delimite del todo, de otro modo, lo necesario sería cercar absolutamente toda la frontera colombiana, tanto con Venezuela como con Ecuador, para poder evitar el paso de personas y frenar la propagación del Covid-19 por esta vía. 

Escribe tu comentario