Actualidad

INS predice descenso en pico epidemiológico por Covid-19 para finales de octubre

Foto: elindependiente.com

Desde hace nueve meses el mundo entero ha sido testigo de la expansión de una de las infecciones más temidas de los últimos años, no tanto por su letalidad, sino por el desconocimiento que alrededor de ella aún existe. En marzo la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al Covid-19 pandemia. Desde entonces los países comenzaron a hacerse claustros, en un intento de controlar la enfermedad, fronteras adentro.

Han sido meses difíciles para los sistemas de salud del planeta y también para la economía. Poco a poco las autoridades han tenido que ceder a las restricciones que en principio se establecieron para dar paso a nuevas dinámicas o modos de vivir. La afectación económica mundial es tan o más peligrosa que la enfermedad.

Se trata de una situación de la que pocos territorios escapan. El control total sólo se garantizará con la inmunidad. Por ello cientos de esfuerzos científicos están abocados en descubrir una o más vacunas que logren un control más efectivo de la enfermedad. Con un panorama más claro sobre lo que es y puede seguir siendo el Covid-19, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, recientemente dio un mensaje alentador, “esperamos acabar con esta pandemia en menos de dos años”.

Explicó que, si se logran unir esfuerzos, aprovechando al máximo las herramientas disponibles y esperando poder tener herramientas adicionales, como vacunas, es posible ponerle fin a esta pandemia en un período de tiempo más corto que el de la gripe de 1918.

“Ningún país podrá resolver este problema por sí solo hasta que tengamos la vacuna, que sería una herramienta vital y esperamos tenerla lo antes posible, pero no hay ninguna garantía de que la vayamos a tener, e incluso, si la tenemos, no va a poner fin a la pandemia por sí sola”.

El líder de la OMS instó a todos los países a aprender a controlar y manejar el virus, a través del uso de las herramientas disponibles y a hacer los ajustes necesarios en la vida diaria, indispensables para mantenerse a salvo de la enfermedad. Recordó la importancia de aprender a vivir con el nuevo Coronavirus, tomando en cuenta que los aislamientos no son una solución a largo plazo para ningún país y su economía.

Situación nacional

Hoy, Colombia suma un total de 147.631 casos activos de Covid-19, 17.889 muertes y 395.470 personas recuperadas. Ante el panorama actual, la directora del Instituto Nacional de Salud (INS), Martha Ospina, explicó que, por ahora, la cantidad de casos coincide perfectamente con el modelamiento matemático que tiene en cuenta las intervenciones. “Esto con un número reproductivo de 1,14, resultado de las medidas que si bien han sido duras, han permitido mantener un contagio lento, como ha sido la meta del país”.

Una gráfica creada por el INS predice que el país estaría en una fase de aceleración y próxima a llegar a un pico, más o menos, para la última semana de septiembre y la última de octubre, “para luego empezar a descender con lentitud; un proceso que abarcaría todo el resto del año y se prolongaría hasta mediados de julio del 2021, cuando alcanzaría más o menos los niveles de marzo o abril. En la llegada del pico, según el INS, los casos semanales sintomáticos sobrepasarían los 70.000 de manera general”.

Las ciudades del país que han superado la etapa más difícil y alta de contagio son Leticia, Cartagena, Barranquilla, Tumaco, Quibdó, San Andrés, Mocoa, Montería, Tunja, Maicao y Sincelejo.

Según Ospina, aún las capitales del país no terminan de llegar al pico epidemiológico: Bogotá, Cali y Medellín estarían en este proceso hasta septiembre.
 

Escribe tu comentario