ActualidadCovid 19Salud Pública

¿Qué tan relativos son los porcentajes de eficacia de las vacunas COVID-19?

Por 13 abril 2021 Un comentario
Foto: tec.mx

Nadie, hasta ahora, ha mostrado tanto interés por conocer la efectividad y la eficacia de cada antídoto contra la COVID-19. Hoy, el desarrollo de Pfizer es uno de los más anhelados en la región; tal vez por ser este el laboratorio más reconocido en los países latinos o por los números de eficacia que ha mostrado. Pero, ¿a qué se refieren realmente estas cifras?

El gobierno del presidente Iván Duque ha hecho varias negociaciones desde que comenzaron a darse los resultados en fase 3 de varias vacunas contra la COVID-19. Algunos nombres de laboratorios no eran conocidos hasta ahora, pero lo que las autoridades sanitarias de Colombia han asegurado es que, todas las vacunas aplicadas en el país cuentan con la autorización de aplicación tanto de los entes regulatorios más respetados del mundo (FDA y EMA), así como del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA). Por tanto, envían un mensaje de confianza a la ciudadanía, de cara a aceptar cualquiera de los desarrollos aprobados para ser aplicados en el país. 

El Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) afirma que "la eficacia y la efectividad de una vacuna miden la reducción proporcional de casos entre las personas vacunadas". El término eficacia se usa cuando se refiere a un estudio que se lleva a cabo en condiciones ideales (un ensayo clínico). El término efectividad es el que se emplea en un estudio que se lleva a cabo bajo las condiciones ambientales típicas (menos controladas).

Lea también: vacuna Pfizer/BioNTech mostró ser 100 % eficaz en jóvenes de entre 12 y 15 años

Una excelente explicación en relación con la efectividad y la eficacia de las vacunas contra la COVID-19 fue publicada por Vox Media. Asegura la publicación hecha por el medio estadounidense que los porcentajes mostrados sobre la eficacia de cada antídoto ni siquiera miden lo más importante: qué tan efectivas son las vacunas.

Los porcentajes de eficacia del que hablan los desarrollos de biológicos contra la nueva enfermedad hablan del porcentaje de protección que cada persona recibe para combatir o enfrentar al virus.

"En el caso de la vacuna de Pfizer, por ejemplo, la persona que la recibe la vacuna tiene un 95 % de probabilidades de no enfermarse si se expone a la enfermedad o enfermarse levemente".

La tasa de eficiencia se calcula de la misma manera, solo que los ensayos se hacen en circunstancias muy diferentes.

Al respecto, Deborah Fuller, miembro del departamento de Microbiología de la Universidad de Washington, explicó a Vox que los números que muestra cada desarrollo corresponde al momento en que se hizo cada ensayo clínico.

Lea también: privados que decidan vacunar contra la COVID-19 deben hacerlo gratis
Video cortesía: VOX.

Por ejemplo, el ensayo de Moderna se hizo en su totalidad en Estados Unidos durante el verano de 2020; el ensayo de Pfizer se hizo al mismo tiempo que el de Moderna y, mayormente, en Estados Unidos. Por otro lado, Johnson & Johnson hizo su estudio entre octubre de 2020 y febrero de 2021 en un momento en que las personas tenían más posibilidad de exposición al virus. A diferencia de los otros dos antídotos, Johnson amplió su estudio en otros países, como Suráfrica y Brasil, donde las tasas de casos eran más altas y las variantes del virus eran diferentes: más contagiosas y peligrosas.

Amesh Adalja, del Centro de Seguridad Sanitaria de la Universidad Johns Hopkins, insiste en que, si se trata de hacer comparaciones directas entre vacunas, se necesita estudiarlas en el mismo ensayo, con los mismos criterios de inclusión y en las mismas partes del mundo, al mismo tiempo.

Foto cortesía: PAHO.

Los expertos coinciden en que impedir la infección no es siempre el objetivo de la vacuna, sino darle al sistema inmunológico humano suficiente protección para mitigar la posibilidad de complicaciones y de muertes.

En este sentido, asegura, todos los desarrollos aprobados hasta ahora le dan al cuerpo la suficiente protección en contra del nuevo Coronavirus. "Con cada vacuna aplicada nos acercamos al fin de esta pandemia".

Lea también: cinco claves para lograr una vacunación más efectiva contra la COVID-19

Es momento, entonces, de dejar a un lado la falsa percepción que dan los porcentajes de eficacia mostrados por los desarrolladores en el momento de sus estudios clínicos.

Todas las vacunas aprobadas por los entes regulatorios internacionales ofrecen esa anhelada protección que necesita el mundo en este momento para lograr la inmunidad colectiva, que permitirá recuperar la libertad y la resistencia necesaria para vivir sin peligro con esta nueva enfermedad o, en el mejor de los casos, para extinguirla.

Otro tema es la seguridad

Foto cortesía: The Straits Times.

Otro tema, que está al margen de los porcentajes de efectividad y eficacia, es el de la seguridad de cada vacuna. Hace unas horas, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos recomiendan que el país pause el uso de la vacuna contra la COVID-19 de Johnson & Johnson tras "seis raros casos de un tipo severo de coágulo reportados en EE.UU".

Los seis casos notificados se encuentran entre las más de 6,8 millones de dosis de la vacuna Johnson & Johnson administradas en el país norteamericano. Ocurrieron entre mujeres de 18 y 48 años y los síntomas aparecieron de 6 a 13 días después de la vacunación.

Para las personas que han recibido la vacuna Johnson & Johnson, aquellas que han desarrollado un fuerte dolor de cabeza, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar dentro de las tres semanas posteriores a la vacunación deben comunicarse con su proveedor de atención médica, aunque estos eventos adversos parecen ser extremadamente raros.

"Estás hablando de 1 por millón, y cuando administras millones de dosis de vacunas verás eventos como este que no pudiste ver en el ensayo clínico solo porque no tenías millones de personas inscritas", dijo el Dr. Carlos del Río, decano asociado ejecutivo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory en Grady Health System, a CNN.

Únete a la discusión Un comentario

  • Karen De la Hoz dice:

    Muy buena explicación. Ojalá todos pudieran leer y entender esto. Sería la base para lograr la inmunización colectiva. A pesar de los números, todas ofrecen inmunización y eso es lo que importa ¡Gracias!

Escribe tu comentario