ActualidadAsociadasCovid 19Noticias

Estudio confirma efectividad y seguridad de combinar vacunas en dosis de refuerzo

Por 6 diciembre 2021 Sin comentarios

El mayor ensayo hasta la fecha confirmó altos niveles de protección y seguridad en los refuerzos contra el covid-19.

Redacción Gestarsalud

¿Qué tanto sirve la mezcla de vacunas en las dosis de refuerzos contra el covid-19 y qué tan seguras son? Esas dos preguntas, tan comunes, guiaron a investigadores del Reino Unido a desarrollar el mayor estudio hasta la fecha y que dio información valiosa sobre esta medida que se está aplicando en muchos países.

Para no ir más lejos, en Colombia las dosis de refuerzo que están recibiendo todos los mayores de edad son, preferiblemente, de plataformas distintas a las de los esquemas iniciales de vacunación. Es decir, si una persona en comienzo fue vacunada con dosis de Pfizer la de refuerzo puede ser de otras marcas/tecnologías como Moderna, AstraZeneca o Sinovac.

Ahora, este estudio publicado en la prestigiosa revista ‘The Lancet’ evidenció que los refuerzos con plataformas distintas producen inmunogenicidad, que es la capacidad que tiene un antígeno de activar el sistema inmunitario e inducir una respuesta inmune, y son seguras.

Este fue el primer ensayo a gran escala que indagaba sobre este tema, teniendo en cuenta que aún existen pocos datos sobre la seguridad de las diferentes vacunas covid-19 administradas contra este virus.

En concreto, este ensayo evaluó siete vacunas covid-19 (Astrazeneca, Pfizer/BioNtech, Moderna, Novavax, Jhonson & Jhonson, CureVac y Valneva) aplicadas como tercera dosis después de recibir dos dosis de AstraZeneca (ChAdOx1 nCov-19) o Pfizer-BioNtech (BNT162b2).

A grandes rasgos, los resultados del estudio demostraron que es viable utilizar cualquiera de estos siete biológicos como tercera dosis y que todas fueron bien toleradas, pues los efectos adversos reportados fueron similares a los de las primeras y segundas dosis, siendo la fatiga y el dolor de cabeza las reacciones más comunes y el dolor en el área de vacunación la más frecuente.

(Le recomendamos: Covid-19 causó una de cada tres muertes maternas en Colombia)

Sobre el estudio

El estudio se realizó en 18 sitios del Reino Unido entre el 1 y el 30 de junio del 2021. Participaron 2.878 personas de 30 años o más, con buena salud física y que habían recibido dos dosis de las vacunas de AstraZeneca o Pfizer/BioNtech. El requisito más importante era que ya hubiesen pasado al menos 70 días después de recibida la segunda dosis de Astrazeneca o al menos 84 días después de recibida la segunda dosis de Pfizer/BioNtech en el momento de la inscripción.

Los participantes no reportaron antecedentes de infección por el nuevo coronavirus confirmado por laboratorio.

Los resultados

De los 2.878 participantes, 21 informaron un resultado positivo de la prueba de PCR para el Sars-CoV-2 sin hospitalización. Se demostró que dos dosis de AstraZeneca o Pfizer-BioNTech demostraron una protección del 79 y el 90 por ciento, respectivamente, contra la hospitalización y la muerte después de seis meses.

El estudio mostró que los refuerzos de diferentes plataformas son seguros y provocan fuertes respuestas inmunes en personas que han recibido previamente un ciclo de dos dosis de AstraZeneca o Pfizer-BioNTech.


“Es realmente alentador que una amplia gama de vacunas, que utilizan diferentes tecnologías, muestre beneficios como una tercera dosis para AstraZeneca o Pfizer/BioNTech. Eso da confianza y flexibilidad en el desarrollo de programas de refuerzo aquí en el Reino Unido y en todo el mundo, con otros factores como la cadena de suministro y la logística también en juego”, comentó el profesor Saul Faust, líder del ensayo y director del NIHR Clinical Centro de investigación, University Hospital Southampton NHS Foundation Trust.

Se encontró que las combinaciones vacunas potenciaron la IgG (inmunoglobulina) de pico por encima de los umbrales predeterminados en las personas vacunadas con AstraZeneca. Cabe resaltar que los IgG son proteínas que reconocen, captan y bloquean los virus para que las células del sistema inmune (linfocitos) puedan reconocerlos y eliminarlos.

Y los resultados secundarios incluyeron la respuesta de las células T, que desempeñan un papel clave en la respuesta inmunitaria a la infección y parecen importantes para controlar la gravedad de la enfermedad.

Por otro lado, el estudio también demostró que no en todos los casos es preferible la vacunación heteróloga (con plataforma diferente). Por ejemplo, cuando el esquema inicial es con Pfizer/BioNtech o Moderna mantener la vacuna ARNm mostró mejores resultados. Así mismo se encontró que Moderna fue el biológico más reactivo después de Astrazeneca y Pfizer/BioNtech.

(Le puede interesar: Invima autoriza uso de vacuna de Pfizer en niños mayores de 5 años)


También se encontró que las terceras dosis fueron efectivas frente a la variante Delta y dieron niveles de protección similares a los mostrados frente a la variante original del virus.

En cuanto a los eventos adversos dentro de los 7 días posteriores a la aplicación de la tercera dosis fueron similares a los de las primeras y las segundas dosis, siendo la fatiga y el dolor de cabeza las reacciones más comunes y el dolor en el área de vacunación la más frecuente.

En general, los eventos adversos fueron más frecuentes en personas de 30 a 69 años en comparación con los participantes de mayor edad, independientemente de las primeras vacunas recibidas.

Por otro lado, los investigadores explicaron que aquellos participantes vacunados con Pfizer/BioNtech informaron reacciones adversas más frecuentes después de recibir Moderna, CureVac, AstraZeneca y Johnson & Johnson como tercera dosis en comparación con otras vacunas.

Así mismo, los participantes que recibieron vacunas de ARNm (Pfizer/BioNTech y Moderna) o Johnson & Johnson después de AstraZeneca también mostraron un aumento de los eventos adversos, aunque leves. Y entre las vacunas de ARNm Moderna fue la que más eventos adversos reportó.

De igual manera, los investigadores explicaron que los receptores de Johnson & Johnson, Moderna y CureVac informaron fiebre con frecuencia, lo que no se observó entre los participantes de Pfizer/BioNtech.

Y para AstraZeneca las frecuencias de reacciones graves fueron inferiores al 5 por ciento para todos los grupos de vacunas, excepto la fatiga grave que se informó en 13 de los 112 receptores de Moderna.

Por último, para el grupo de Pfizer/BioNTech se informó malestar en seis de 108 receptores de AstraZeneca, seis de 109 receptores de Moderna y seis de 104 receptores de CureVac, mientras que seis de 103 participantes reforzados con Johnson & Johnson informaron escalofríos y ocho de 103, fatiga.

El estudio además reportó 1.306 eventos adversos en 912 participantes de los 2.878. Se produjeron 20 eventos adversos de especial interés después de excluir la infección por Sars-CoV-2 en los 14 días inmediatamente posteriores a la tercera dosis y en cuanto a los eventos adversos graves 6 de los 2.878 se consideraron posiblemente relacionados con la vacuna.

Además, varios estudios han demostrado que un período de tiempo más largo entre la primera y la segunda dosis puede mejorar la inmunogenicidad, incluida la mejora de las respuestas de los anticuerpos cuando las dosis iniciales de Pfizer/BioNTech se espacian por 12 semanas en lugar de 3 semanas.

Esto podría significar que el refuerzo de la inmunidad es menor que si se hubieran utilizado intervalos de dosis más largos. Esto se está investigando en una prueba en la que se ofrecen terceras dosis de vacuna a personas que previamente recibieron un control.

Para finalizar, los investigadores dejaron claro que los responsables de la formulación de políticas y los comités asesores de inmunización nacionales deben establecer criterios para elegir qué vacunas de refuerzo utilizar en sus poblaciones.

Esta decisión debe basarse en consideraciones inmunológicas, perfiles de efectos secundarios conocidos, disponibilidad en el país y, en última instancia, una decisión sobre qué nivel de refuerzo es suficiente en el contexto de los objetivos estratégicos nacionales de control de enfermedades.

(Lea también: En Bogotá, mayores de 18 años podrán recibir dosis de refuerzo a los 4 meses)

Escribe tu comentario