ActualidadCovid 19Noticias

Las nuevas medidas con las que tenemos que cuidarnos del covid-19

Ministerio de Salud emitió nueva resolución con los protocolos de bioseguridad para este momento de la pandemia.

Redacción Gestarsalud

Es claro que la forma como todos nos cuidamos del covid-19 ha cambiado conforme se conoce evidencia científica, se avanza en la vacunación y se presentan nuevos momentos epidemiológicos.

En este momento, por ejemplo, dos de cada tres habitantes de Colombia tienen dos dosis o monodosis de Janssen y 8,5 millones se han aplicado su dosis de refuerzo, lo que les da una mayor protección contra el virus. A eso se debe sumar que está terminando el cuarto pico de la pandemia, ocasionado por la variante Ómicron, y que muchas personas han generado defensas naturales.

En ese contexto, el Ministerio de Salud emitió una nueva resolución con los protocolos generales de bioseguridad que debe tener la población para el desarrollo de actividades económicas, sociales, culturales y del Estado. En concreto, la resolución 350 modifica la 777 emitida el año pasado.

(Lea también: Una mesa para apoyar a 68.723 pacientes de enfermedades raras en Colombia)

En estos nuevos lineamientos, el Ministerio de Salud indica que, de acuerdo con la evidencia científica, “las principales vías de trasmisión del virus son por medio de gotas o aerosoles, sin embargo, también está demostrado que en los espacios al aire libre estas gotas se dispersan con facilidad lo cual disminuye la carga viral en áreas al aire libre”.

En ese sentido, una de las principales modificaciones de esta resolución frente a lo que conocíamos es que el uso de tapabocas ya no es obligatorio en espacios abiertos de territorios que hayan logrado vacunar a más del 70 por ciento de su población con dos dosis o monodosis. 

Vale aclarar que la resolución considera como espacios abiertos todos aquellos que no “están cubiertos por un techo o rodeado por paredes, como, parques, jardines incluidos los de las zonas residenciales, espacios peatonales de tránsito y estancia y en general sitios públicos o privados al aire libre”.

Y los cerrados son los cubiertos “por un techo o confinado por paredes, independientemente del material utilizado para el techo, las paredes o los muros y de que la estructura sea permanente o temporal tales como transporte público, oficinas, locales, consultorios, centros de congregación religiosa, grandes superficies, centros comerciales, teatros o cines”.

En estos espacios cerrados el uso de tapabocas será obligatorio en todo momento y en el caso de los restaurantes o lugares de comida deberá quitarse únicamente para comer o beber.

La resolución también señala que el uso permanente del tapabocas quirúrgico es recomendado en personas con comorbilidades y enfermedades respiratorias, así como en no vacunadas.

Otras medidas

Como medidas generales, la población general debe asegurarse de cumplir con el autocuidado físico y mental, lavado e higiene de manos, distanciamiento físico, uso de tapabocas según corresponda y procurar una ventilación adecuada (siempre que sea posible, mantener puertas y ventanas abiertas para lograr intercambio de aire natural). Además de recomendar que se eviten aglomeraciones en espacios abiertos y cerrados, la resolución dice que estas medidas de autocuidado deben extremarse en el caso que alguno de los miembros de la familia presente alguna comorbilidad asociada a mayor riesgo de enfermedad grave por covid-19.

(Le recomendamos: ‘El cambio climático es una amenaza cada vez más grave para nuestro bienestar’

En el colegio

Para las instituciones educativas, la resolución pide mantener la llamada estrategia de cohorte o burbuja, una estrategia en la que se identifican y conforman grupos fijos de niños, niñas y adolescentes que permanecen juntos a lo largo del día, manteniendo el distanciamiento físico. A través de esta estrategia se garantiza que en caso de brotes de infecciones no sea necesario la suspensión de la presencialidad.

Para los niños en el colegio se recuerda la importancia del uso del tapabocas con un adecuado tamaño y ajuste, que debe ser cambiado si se humedece con el sudor o con secreciones, o si está roto o visiblemente sucio, las bufandas, gorros o pasamontañas no lo sustituyen y aquellos de un solo uso o desechables no deben lavarse ni reutilizarse.

Sobra mencionar que estas medidas están dirigidas a reducir el riesgo de infección con el nuevo coronavirus, pero que la mejor forma de estar protegidos contra la enfermedad que causa es con la vacunación con esquemas completos y con refuerzos en el caso de las poblaciones más vulnerables.

(Le recomendamos: En estas ciudades capitales el tapabocas ya no es obligatorio en espacios abiertos)

Escribe tu comentario