ActualidadAsociadasNoticiasSalud Pública

Viruela del mono: lo que debe saber de la enfermedad que alerta al mundo

Comparte una etiología similar a la de la viruela, y aunque sus síntomas pueden ser leves, las lesiones pueden causar mucha picazón o dolor.

Redacción Gestarsalud

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una alerta sanitaria tras detectar en varios países casos de la llamada viruela del mono o “monkeypox”, una enfermedad muy poco frecuente causada por un virus endémico de África central y occidental.

Y si bien la OMS manifiesta que aún no se ha confirmado ninguna fuente de infección, la información actualmente disponible, con corte al 13 de mayo del 2022, evidencia que se han notificado dos casos confirmados por laboratorio y un caso probable de esta viruela en el mismo hogar en el Reino Unido, lo que podría indicar una transmisión local.

(Le recomendamos: Estudio confirma el poder de la dieta mediterránea para cuidar el corazón)

¿Cuál es la epidemiología de esta enfermedad?

Según la alerta de la OMS, la viruela del mono es una enfermedad infecciosa zoonótica, lo que quiere decir que puede ser transmisible naturalmente desde animales vertebrados al ser humano, generalmente en partes boscosas de África central y occidental.

Esta es causada por el virus de la viruela que pertenece a la familia de los ortopoxvirus. Se le llama viruela del simio o del mono porque fue detectada por primera vez en estos animales a mediados del siglo pasado, aunque también se han registrado casos en otros animales.

Lo que se sabe de esta enfermedad es que puede transmitirse por exposición a gotas a través de gotas grandes exhaladas, así como también por contacto con lesiones cutáneas infectadas o materiales contaminados.

Sin embargo, la enfermedad a menudo es autolimitada y los síntomas generalmente se resuelven espontáneamente dentro de los 14 a 21 días siguientes a la infección.

Los síntomas pueden ser fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos y fatiga, en formas leves o severas, pero las lesiones pueden causar mucha picazón o dolor.

Ya se han reportado casos en Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Portugal, España y Suecia, así como en África en años recientes.

(Lea también: Tasa de tutelas contra las EPS cayó 30 por ciento en el 2021)

¿Cuáles son los posibles factores de riesgo?

Según la OMS, el reservorio animal sigue siendo desconocido, aunque es probable que se encuentre entre los roedores.

Por otro lado, el contacto con animales vivos y muertos a través de la caza y el consumo de carne de caza o animales silvestres son factores de riesgo conocidos.

(Le puede interesar: Sepa cómo pagan las incapacidades las EPS)

¿Qué se está haciendo desde la salud pública?

Las autoridades sanitarias del Reino Unido han establecido un equipo de gestión de incidentes para coordinar el amplio rastreo de contactos que se está llevando a cabo actualmente en entornos de atención médica y en la comunidad para aquellos que han tenido contacto con los casos confirmados.

Según lo explica la OMS, los contactos se evalúan en función de su nivel de exposición y se les da seguimiento mediante vigilancia activa o pasiva durante 21 días a partir de la fecha de la última exposición a un caso; y en caso de ser necesario la vacunación se ofrece a los contactos de mayor riesgo.

Asimismo, se está llevando a cabo una investigación detallada de rastreo de contactos hacia atrás para determinar la ruta probable de adquisición y establecer si hay más cadenas de transmisión dentro del Reino Unido para todos los casos.

(Le recomendamos: En Colombia, 9 de cada 100 personas mayores de 40 años tienen EPOC)

Consejos de la OMS

La OMS resalta que los trabajadores de la salud y otros cuidadores que atienden a pacientes sospechosos o confirmados de esta viruela deben implementar precauciones estándar de control de infecciones por contacto y gotitas.

Las muestras tomadas de personas con sospecha de viruela del simio o animales con sospecha de infección por el virus de la viruela del simio deben ser manipuladas de manera segura por personal capacitado que trabaje en laboratorios debidamente equipados.

De igual forma, la OMS insta a que durante el viaje o al regresar de un área endémica debe informarse a un profesional de la salud, incluida la información sobre todos los viajes recientes y el historial de vacunación.

Por otro lado, los residentes y viajeros a países endémicos deben evitar el contacto con animales enfermos (vivos o muertos) que puedan albergar el virus de la viruela del simio (roedores, marsupiales, primates) y deben abstenerse de comer o manipular animales de caza (carne de animales silvestres).

Además, se debe enfatizar la importancia de la higiene de las manos mediante el uso de agua y jabón o desinfectante a base de alcohol. Respecto a los viajes o comercio internacional, la OMS no recomienda ninguna restricción para viajar y comerciar con el Reino Unido, según la información disponible en este momento.

(Le puede interesar: Seis sosas que todo paciente de asma debería saber)

Escribe tu comentario